Publi

Modelos de negocio

Hace un par de años en una conferencia de emprendimiento organizada por la Universidad de Málaga, conocí a una persona que era acérrima defensora del software comercial, porque le parecía muy falso, según el, lo que “hacía el software libre“. Según él, era inmoral que ciertas personas quisieran cobrar dinero por instalarte y darte soporte de un software.

Yo estuve alucinando un buen rato, y estuve explicándole un poco lo que era el software libre, y que éste no tenía por qué ser gratis, aunque no terminó convenciéndole demasiado, al menos creo que dejó de ser tan maligno para él.

Pero es más, hablando del caso del soporte, pasa con todo tipo de software, en ocasiones tu compras una licencia y ésta incluye soporte técnico y está muy bien que una empresa se encargue de las incidencias de un software o de unos equipos informáticos… es más, si yo comprara un software determinado, me gustaría tener un servicio técnico competente, aunque eso es otro cantar.

En principio estoy de acuerdo de que haya soluciones cerradas y de pago, es más, en ocasiones es necesario, si una empresa se ha dedicado a investigar sobre un tema durante años y ha desarrollado el mejor producto en un campo, y lo quiere vender, está en todo su derecho, es más, yo invito al usuario a que lo compre si ve que lo necesita; pero es verdad que el hecho de que sea una gran empresa, no significa que el programa que haya desarrollado sea el mejor en su campo, y si hay algo que no te gusta, como mucho puedes contactar con la empresa y decirlo, pero eso no significa que te vayan a hacer caso. Y el hecho de que hayas comprado un software no significa que sea tuyo, en ocasiones sólo compras el permiso a utilizarlo en unas determinadas condiciones (todo eso viene en el contrato que muy poca gente lee).

Por otra parte, es verdad que el mundo lo mueve el dinero, y que a lo mejor las soluciones de software libre son un poco menos monopolísticas, en el sentido de que hay muchas empresas que se pueden encargar del mantenimiento… bien por el cliente, porque si una empresa no le convence cómo trabaja, contrata otra; mal por la empresa, tal vez tenga que hacerse valer, y ofrecer un servicio decente, lo cual es bueno para el cliente. Está claro que todos tenemos que ganarnos la vida, y si algo no tiene intereses económicos por ningún lado, no tendrá éxito (nadie invertirá dinero porque nadie nunca va a recibirlo).

Y volviendo al tema de la elección, cada uno es libre de utilizar el software que quiera, pero con ciertas elecciones hay que tener cuidado, porque no hay vuelta atrás.

También podría interesarte...

There are 2 comments left Ir a comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com /

  2. pitogrillo /
    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 3.0.11 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Bueno, con el software comercial pagas una licencia que generalmente viene con soporte incluido, por lo que sigue siendo mejor el software libre, pues pagas por el soporte igualmente, ahorrándote la “compra” de la aplicación en si.

    En otros casos, de aplicaciones comerciales, primero lo tienes que comprar y luego si quieres, pagar algo más para tener soporte. Estamos en el mismo caso que en el software libre, sólo que pagando más (ya que además pagas por adquirir el software).

    Ése chico no se paró a analizarlo bien (ya con sus propios argumentos). Si encima le explicas de qué va el software libre, argumentos no le faltarán.

    A menudo, sucede que una aplicación deja de comercializarse y muere. Sólo con que las empresas, al morir una aplicación, la donaran a la comunidad, a mi personalmente me generaría más confianza y seguridad para comprarla, ya que tendría el futuro algo más asegurado. Pero, en muchos casos, las empresas matan un producto simplemente porqué “inventan” otro (para ellos) mejor y lo quieren substituir, así que más bien, les interesa matar el producto para que te cambies, y creo que es la tónica general. En éste sentido, hace un par de décadas, las cosas funcionaban diferente y más honestamente.

    Respecto al servicio post-venta, en la mayoría de casos, mejor no hablar…

    Por todas éstas cuestiones es porqué yo prefiero el software libre que el comercial.. pues comerciar en sí mismo no me parece malo, sino incluso beneficioso. Lo que no me crea confianza es la manera como se hace actualmente donde lo último que prima es el cliente (sobretodo cuando hay consultoras de por medio).

    Eso sí, prefiero la filosofía libre que la comercial.

Leave a Reply