Publi

Sabayon, a medio camino entre la cocina y la oficina

Zabaglione
El sabayón es un postre italiano del siglo XVI… bueno y también una distribución Linux bastante completa, aunque no se oiga mucho hablar de ella, ni ha salido en las listas anuales de mejor distribución del año ni nada, creo que es una de las que tenemos que tener en cuenta.

Es cierto, que en el perfil de usuario de esta distribución no entra cualquier persona, ya que, aunque te da muchas cosas hechas, también hay muchas otras que hay que retocar (nada es a gusto de todo el mundo).

Llevo poco tiempo como usuario de esta distribución. Y llevo 6 años siendo usuario de Gentoo, cosa que, aunque me ha dado mucha lástima abandonar era un paso un poco lógico para mi. El hecho es que fácilmente podemos considerar Sabayon como un paso más allá, trae gran parte de la configuración hecha y paquetes precompilados por lo que, levantar un sistema con Sabayon nos llevará muchísimo menos tiempo que con Gentoo.

¿Por qué tomé la decisión de cambiarme? Para hacer el mantenimiento más rápidamente, ya que lo utilizaba en mi equipo de trabajo, no tenía tiempo para dejar el ordenador dos días compilando paquetes para que luego me fallara una flag de gcc no soportada, no se terminara de compilar y tuviera que estar otros dos días. Llegó el momento que me tocaba actualizar la distribución después de haber instalado algún que otro paquete nuevo que se cargaba algunas dependencias de otro paquete y, en fin, me junté con una cantidad tremenda de paquetes obsoletos cuya limpieza sería terrible.

Aunque me queje mucho de Gentoo y su emerge he de decir públicamente que esa es la razón por la que instalé Sabayon, y es que los paquetes precompilados están muy bien, pero a veces me gusta poder personalizar alguna instalación, o probar alguna cosa que se considera insegura y que no tenga que prestar mucha atención mirando las dependencias, jugando con el configure y todo eso.

Pero bueno, no es sólo una distribución en la que puedes fácilmente ponerte a compilar paquetes, o coger los paquetes binarios e instalarlos; además, por defecto, no carga demasiados servicios. Por ejemplo, una de mis mayores quejas sobre Ubuntu o Linux Mint (de la que también soy usuario) es que trae muchas cosas activadas por defecto y a medida que instalamos software carga más servicios de arranque: Samba, Saned, Nfs, Cups, Bluetooth, Virtualbox, Pcmcia, Servidores varios, Cron varios, etc; y muchas veces, estos servicios prefiero arrancarlos manualmente o que me pregunte (Ubuntu sólo lo hace alguna vez); Sabayon es ligera, muy ligera, casi tanto como mi antigua Gentoo (sé que optimizar en tiempo de compilación en ocasiones está sobrevalorado, otras veces se nota, pero pocas veces, aunque para esas veces tengo la posibilidad de hacer emerge).

Aunque no todo iba a ser bueno, en algo menos de tres semanas con la distribución he encontrado tres bugs (aunque reportado 1, los otros ya se habían reportado), aunque no han durado más de dos días; el equipo de desarrollo es rápido, aunque el bug que reporté dejó KO mi sistema durante unas horas, por lo que hay que andar con ojo. Por otra parte, de algunos paquetes no encontramos las últimas versiones lo cual puede ser bueno y malo a la vez.

De todas formas nos encontramos ante una distribución muy personalizable que podemos utilizar para mil cosas y en la que nos podemos basar y confiar para muchos de nuestros proyectos.

Más info en Wikipedia
Página oficial
Foto: Wouter Hagens

También podría interesarte...

Only 1 comment left Ir a comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com /

Leave a Reply